Umbrales digitalizada: la utopía posible

El jueves último se realizó la presentación digitalizada de la revista Umbrales. En la jornada se puso en valor la publicación no sólo como patrimonio sino  cual  fragua que convocó a periodistas, diseñadores, fotógrafos e intelectuales  a trabajar los temas de la realidad, desde una perspectiva crítica y comprometida.

Por Myriam Mohaded*

La actividad  fue coordinada por la secretaria de Cultura de Cispren,  Beatriz Molinari, quien destacó que con la digitalicación de Umbrales se cumplió el viejo sueño de que la revista estuviera en formato digital.

En la jornada, cargada de emotividad,  dialogaron de manera virtual Guido Dreizik, Ximena Cabral y María José Quiroga, que fueron presencias significativas en el quehacer de la revista. También estuvieron presentes dirigentes, periodistas que dejaron su impronta en Umbrales recordando experiencias y relatos y público interesado.

La revista Umbrales es una publicación político-social y cultural del Círculo Sindical de la Prensa de Córdoba (Cispren) del área de la Secretaría de Cultura que abordó temáticas sociales, políticas y culturales; también tuvo su espacio el arte, la historia y el humor gráfico.

Los textos de la revista  están orientados, fundamentalmente, a discutir el mundo de exclusión que resulta del neoliberalismo global. Cada edición contó  con reflexiones de invitados y columnistas, incluyó humor gráfico, fotografías testimoniales, entrevistas, letras de canciones memorables, poesías y narraciones, entre sus contenidos.

Hasta ahora, tuvo dos etapas: “Crónicas de fin de siglo” y “Crónicas de la utopía”,  y en total, 28 números de distinta periodicidad. La  primera edición -en papel- salió en diciembre de 1993.  En los primeros años estuvo dirigida por el periodista Francisco Colombo (hasta 1998), luego por María Rosa Grotti (1999), Roberto Reyna (1999) y María Ana Mandakovic (2005). En marzo de 2006 hubo un relanzamiento de la revista. La dirección se subdividió en dirección editorial a cargo de Javier De Pascuale y dirección periodística, por Mónica Ambort. En 2010 se hicieron cargo Beatriz Molinari y Silvana Zanelli.  En la última etapa, desde 2012, la responsable de la dirección editorial fue Ximena Cabral.

Digitalización y  libre acceso

La apertura fue  con las palabras de la bibliotecaria Cristina Fuentes, responsable del proceso de digitalización, quien comentó  cómo  fue posible llevar adelante este trabajo. “En el imaginario de  muchas personas se piensa que es un proceso fácil y rápido, pero implica una serie de decisiones políticas y recursos humanos, económicos, tecnológicos. Además, implica seleccionar el material, limpiarlo, digitalizar hoja por hoja, editar, corregir, cambiar de formatos,  realizar un resguardo de calidad en su resolución  de imagen y, al mismo tiempo,  establecer otra copia  para poder subirlo a la web”.

La bibliotecóloga destacó que si bien Umbrales es una revista muy consultada, las nuevas generaciones aún no conocen la importancia histórica, política, social, cultural, que tiene.  “Por eso, pienso en lo necesario que  resultar poder acceder a esta información de forma libre y gratuita desde cualquier lugar y que sea consultada tanto por periodistas, docentes, investigadores, alumnxs, y público en general”.

Fuentes resaltó el convenio que se realizó entre el Centro de Documentación y la Biblioteca Popular “Julio Cortázar”, que facilitó el escáner y remarcó que “apuestas como éstas nos ayudan a pensar nuevos y otros proyectos que venimos añorando hace años, como el diario Córdoba”.

Umbrales, una  fragua del pensamiento

Por su parte, el dirigente sindical Guido Dreizik, rememoró los orígenes de Umbrales, a partir de estar en la Secretaria de Cultura del Cispren cuando, a comienzos del menemato, surgía la idea de “hacer una publicación que pudiera ir “fraguando un pensamiento desde los trabajadores” en uno de los hechos históricos, que calificó, como más tremendos en la historia del país.

Dreizik comentó  que cuando se inició el proyecto, la Comisión Directiva de entonces,  a cargo de Miguel Rojo, planteó  su interés y solicitó  al Secretario de Prensa del Cispren, Luis Rivero, que lo redactara. “Entonces pensamos en quién podría ser el mejor periodista  que lo lleve adelante y para nosotros era Pancho Colombo -un referente no sólo periodístico sino también de la organización gremial-, y al mejor diagramador, que, también para nosotros,  era Sarlanga. Hacer la revista era un verdadero desafío porque no había ni un mango y  ellos lo asumieron,  además de plantear la necesidad de conformar un equipo de trabajo al que se sumaron varios compañeros”.

“Umbrales era la única revista cultural editada por un sindicato en Latinoamérica.  Fue una experiencia excepcional. Si uno repasa cada número podemos ver una síntesis de los problemas y posibles soluciones de temas que estaban candentes, desde la perspectiva del campo popular de los trabajadores”, expresó el dirigente. En este sentido, aportó que se tuvo una real dimensión de su valor cuando se conoció que la colección de Umbrales estaba en la Casa de las Américas y fue en un viaje de su director, el poeta Roberto Fernández Retamar cuando vino a Córdoba y lo  confirmó.

La figura de Enrique Lacolla como la persona que tuvo incidencia en que realmente fuera una revista cultural y sus aportes, ante todo en las definiciones de la línea editorial y temas del primer momento, surgieron en el debate.

Finalmente, Umbrales para Dreizik,  “fue una fragua donde surgieron pensamientos e ideas escritas por hombres de izquierda, derecha, de la iglesia;  mujeres comprometidas con los derechos humanos y las  luchas colectivas”. La revista se presentaba en seccionales y delegaciones y eso permitía desarrollar su laboral cultural y política. Le dio extensión territorial, presencia provincial y un desarrollo único a la organización. Le rindo homenaje a esa comisión de los años 90,  que trabajó en la redacción de un pensamiento nuevo para aportar en una nueva identidad política de los trabajadores. Desde su origen, la revista se sintió como el órgano de los trabajadores de prensa hacia la propia clase trabajadora, con una convicción profundamente democrática”.

Nuevas narrativas y territorialización de los debates

Seguidamente, hizo su aporte la  periodista  y docente Ximena Cabral quien destacó que Umbrales permitió la territorialización de los debates y valoró el que fuera un espacio donde “nunca tuvimos problemas de censura. Esto no es un tema menor ya que nos ayuda a pensarnos como trabajadores de la prensa y la comunicación porque siempre hay una identidad y un deseo por concluir en otro tipo de comunicación”.

La ex secretaria de Cultura del Cispren comentó sobre su experiencia en  el período que estuvo a cargo –los últimos cinco números de la revista- destacando la relevancia que se le daba a las problemáticas socioambientales, manifiesta en dos publicaciones, temas que después se comenzaron a instalar en la agenda colectiva y hoy tienen otro significado.

Otro aspecto que destacó fue el de la pluralidad de voces y la mirada crítica de quienes trabajan en la comunicación y desde un sindicato. “Eso es lo que le dio una mayor riqueza y potencial. Cada número se militaba.Umbrales no sólo permitía el acceso al conocimiento, sino decidir con qué fuentes íbamos a trabajar, qué temas, y que la información circulara además en ferias del libro,  estudiantes de las escuelas”.

Para Ximena Cabral, “Umbrales es una marca, una experiencia muy importante que tuve a la lo largo de lo que es la formación profesional, que nos ayudó a preguntarnos y decirnos por qué hacemos periodismo. Cuando me toca dirigir Umbrales, era la posibilidad de desarrollar otra complejidad, en otro tiempo. Umbrales además de un proyecto periodístico era un espacio para pensar, discutir en las reuniones de pauta, de qué manera podía ser mejor trabajar un tema.

“Umbrales es una revista para leerla, mirarla, tocarla, llevarla, trabajar en la facultad, que sobre todo nos permite empezar a hablar desde otros lugares que nos permiten valorar otras narrativas. ¿Cuál es su legado y la vigencia? El legado seguirá siempre vivo y con más vigencia que nunca. Umbrales es actual, recupera lo mejor de la tradición de las revistas graficas del siglo. XX“.

Gentileza Ximena Cabral

 Walsh, su legado y el concurso 

Finalmente, la periodista María José Quiroga felicitó al Cispren por la digitalización de la revista ya que “es la forma de hacer accesible los contenidos para mayor cantidad de personas”, e hizo un sentido homenaje  al recordar los nombres de María Rosa Grotti, el Negro Reyna, el “Tío” Ponsati, Sarlanga, “porque no sólo fueron mis compañeros de trabajo sino amigos de la vida que dejaron plasmada su capacidad profesional y humana. “

Quiroga afirmó que le resultaba necesario revisitar la figura de Walsh en tanto en la revista se publicaban los resultados del tradicional concurso que convocaba a periodistas y fotógrafos: “Me pareció un acierto del Cispren ya que si bien Walsh era reconocido como escritor,  llevó mucho tiempo, por ejemplo,  que esto sucediera en las escuelas de comunicación, por ejemplo. El concurso permitió como fragua y espacio una multiplicidad de formatos, géneros por parte de periodistas nuevos que presentaban textos escritos o fotos y que si resultaban ganadores eran publicados. Recuerdo con verdadera alegría el trabajo compartido, en ocasiones de ser jurado, y era una sorpresa encontrar textos de amigos y compañeros, que finalmente eran los ganadores”.

La editora de ACN Noticias, profundizó en la obra de Walsh. “Ante todo me gusta  rescatar su figura como periodista más que como un literato. Sin embargo, cuando pienso en Umbrales y el concurso Rodolfo Walsh fue el cruce entre literatura y periodismo, el relato testimonial, inaugurado por Walsh, que permitió que la realidad ingresara a la narración y abrir la voz a las víctimas. “Vamos a hacer investigación, pero le vamos a dar la voz a todos”, decía Walsh. Rescató su enorme legado, que era la “opción por la verdad”.

La digitalización de Umbrales es un nuevo servicio del Centro de Documentación del Cispren para la comunidad asumiendo los cambios y desafíos de los tiempos en realizar nuestro aporte para facilitar el acceso al conocimiento, las circulación de la información, y pluralidad de voces.

Umbrales se puede consultar y bajar en nuestra página http://centrodocumentacion.com.ar/revista-umbrales/

Para ver la charla completa, se puede ingresar a: https://bit.ly/3ka9AiP (Código de acceso: 2J++4.c5)

*Periodista

V: 309 T: 264788