“Señor Cardozo: si no está  capacitado para frenar esta ola de contagios, renuncie”

Lo dijo Gustavo Tissera, durante la conferencia de prensa convocada por la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos. También  interpeló al ministro de Educación Walter Grahovac. “Córdoba tiene los peores indicadores sanitarios de Latinoamérica”, afirmó el especialista en Salud Pública, Oscar Atienza. Reiteró que  “el sistema de salud colapsó hace 20 días” y  explicó cuales son las medidas que se deben tomar cuanto antes.

Por Katy García*

En el marco del “Llamamiento urgente por la salud, la educación y la vida”, la Mesa de Trabajo por los derechos humanos convocó a una rueda de prensa de la que participaron Organismos de dd.hh, integrantes de gremios de trabajadorxs de la salud y la educación, y de la  comunidad científica.  La idea fue debatir y profundizar lo expuesto en la Carta Abierta “Por un Estado presente para garantizar la salud, la educación y la vida” que cuenta con la adhesión de más de 400 firmas de organizaciones y personalidades.

Esta mañana por la plataforma zoom, Ivette Gómez, de la Comisión de salud, abrió el encuentro y repartió la palabra.

Si no se sienten capacitados, renuncien
Ministro de salud Diego Cardozo

“Consideramos  que el primer derecho es la vida. Creemos y estamos convencidos de que nadie es culpable de esta pandemia; pero, sí hay culpables de que no se sepa controlar por incapacidad o negligencia”, dijo de movida Gustavo Tissera, presidente de Familiares de detenidos y desaparecidos por razones políticas  y coordinador de la Mesa capital. En esa línea sostuvo que en este momento no se está garantizando ese derecho y pidió además de  controles que se duplique el personal de salud.

Tras cartón interpeló duramente a los ministros de Salud y Educación de la provincia. “Señor Cardozo: si no está capacitado para frenar esta ola de contagios, renuncie. No le queda otra. Señor Grahovac: usted ha representado al gremio docente por muchos años. Haga honor a su gremio”.

Tissera enfatizó que la población está esperando que se tomen las medidas necesarias y reiteró que “si no se sienten capacitados, renuncien” porque defender la vida no significa solo poner una cama. También implica contar con más trabajadores. Señaló que la ola de contagios está provocando este “desastre sanitario” y lamentó el fallecimiento de las docentes por causa de la Covid.

“Honremos la memoria de nuestros mayores y hagamos lo que hay que hacer. No es mucho lo que pedimos: parar la ola de contagios”. Más adelante se dirigió al gobernador Juan Schiaretti para recordarle que “los derechos humanos son de  hoy y de siempre” y aclaró que no pide su renuncia porque fue puesto por el voto popular. Pero le advirtió que “No pasará a la historia por haber concluido la avenida Circunvalación. Va a pasar a la historia por el mal manejo y  la cantidad de muertos que hay en Córdoba”.

El sistema está saturado

El médico Pablo Aguirre, evaluó que la situación sanitaria “es desesperante” para la sociedad y les trabajadores de la salud. Detalló que se está trabajando a “cama caliente” y que el sistema está saturado. “No estamos de acuerdo con los datos que da a conocer el gobierno provincial” y en ese orden  “le hacemos un llamado para que deje de lado la soberbia”. Piden ser escuchados porque tienen propuestas para aportar. Afirmó en ese sentido que “falta personal idóneo, mejores condiciones laborales y salarios dignos” para avanzar en “mayores restricciones para controlar esta pandemia” y  “ayudar a los sectores más golpeados”.  A la comunidad le recomienda que “se movilice lo necesario y que si tiene síntomas se acerque a los centros de salud”.

Captura de pantalla
Las aulas no son seguras

Desde la UEPC-CETERA, Zulema Miretti afirmó que la provincia está incumpliendo dos cuestiones fundamentales. Una, el DNU presidencial que considera que la tasa de incidencia no debe pasar los 500 contagios cada 100 mil habitantes y Córdoba tiene más de 1000. Tampoco respetan las resoluciones del Consejo Federal Educativo que determinan claramente “cuándo estamos ante una alarma epidemiológica” en cuyo caso debe cesar la presenciabilidad para bajar la circulación de personas. “Esta resolución fue avalada por el ministro”, afirmó.

Explicó que desde el gremio hicieron presentaciones colectivas para pasar a la virtualidad ante los ministerios de educación y de trabajo. Y también alentaron las presentaciones individuales. Denunció que los / las docentes están sufriendo presiones desde los mandos medios con amenazas de descuentos. “Estamos ante un hecho de pandemia” que excede lo educacional y por más que haya controles “las aulas no son seguras”. Contó que dos docentes fallecieron a causa de la enfermedad en los últimos días.  “Seguimos apostando por la vida y  por toda la población” y reafirmó que “debe seguir la virtualidad”.

Semáforo Rojo

Daniela Moreno, de Sadop recordó que se conformó una Mesa Docente que incluye a todos los sindicatos docentes. “Estamos en un semáforo totalmente rojo”, expresó y reforzó la idea de disminuir la circulación que ocasiona  la presencialidad que por otra parte hoy por hoy es “ficticia”. Coincidió con las manifestaciones de Miretti y solicitó que se vacune a todxs los docentes de los diferentes niveles y que se tomen todas las medidas necesarias porque “los contagios no son gratis” especialmente para los niños y jóvenes. Cabe destacar que durante la reunión se  homenajeó a las docentes fallecidas con unos segundos de silencio.

Los chicos se contagian

Por su parte, Virginia Lázaro, delegada del Hospital de Niños sostuvo que “la pandemia dejó al descubierto el desmantelamiento del sistema de salud y de todos los hospítales”.  Planteó que “el 80 por ciento del personal  está precarizado, sin licencias, con subempleos, rotación de horarios, dobles jornadas, y salarios de pobreza. A eso se suma el agobio y el cansancio sin posibilidad de expresarlo porque están librando una batalla”.

Confirmó que los chicos también se contagian, que aumentan a diario  las consultas, y las internaciones por Covid.

Cuidar y cuidarse

La pedagoga Marina Yazyl rescató las experiencias en redes realizadas por organizaciones sociales antes y después de instalada la pandemia en diferentes territorios. En ese sentido destacó la labor de radios comunitarias y la difusión de información en los barrios donde falta la conectividad. Acercando cuadernillos, videos, entre otras herramientas.

Consideró que el estado provincial debe tomar nota de estas experiencias para saber cómo se están resolviendo. También enfatizó en la necesidad de salir de la antinomia presencialidad/virtualidad  porque “es una trampa tener que elegir entre salud y educación. Para enseñar y aprender, primero  está la vida”.  Y acotó que “hoy, la mejor enseñanza es Cuidar y cuidarse frase que contiene un sentido ético y político que se debe traducir en políticas públicas integrales”. Tarea que según su criterio debe asumir un estado presente que recupere esas experiencias.

Medidas urgentes

Rodrigo Quiroga, doctor en ciencias químicas, se refirió desde lo estadístico al concepto de alarma epidemiológica. Subrayó que “la tasa de incidencia está en los 1400 casos,  el triple de lo que se considera” que son 500 cada cien mil habitantes  y el correlato inmediato se observa en las terapias intensivas y repercute en la cantidad de internaciones.

“Las medidas no solo deben ser inmediatas y urgentes, se deben  controlar. Sobre todo cuando el gobierno provincial está transmitiendo, constantemente, una sensación de tranquilidad cuando dice que sobran camas” y de ese modo solapa la dramática situación y habilita un relajamiento en el comportamiento de la población.

Alertó también sobre los contagios en niños y niñas lo que configura una ola de contagios pediátricos. “No hay país en el mundo que no haya suspendido la presencialidad”, recalcó, en relación al negacionismo.

El sistema colapsó hace 20 días
Oscar Atienza

El cierre lo hizo el doctor Oscar Atienza. Arrancó recordando la agresión recibida por parte del ministro Diego  Cardozo cuando lo ninguneó en un medio de comunicación por su abultado currículum.

El especialista en salud pública afirmó que Córdoba tiene los peores indicadores sanitarios de Latinoamérica. Dijo que actualmente cuenta con 3302 camas de terapia intensiva. 2900, son de UTI, y las 400 restantes están en una carpa – lugar que no es apropiado para atender pacientes- porque “el sistema de salud colapsó hace 20 días”. Aseguró que el 80 por ciento son  pacientes con Covid y el 20 corresponden a otras patologías.

En este punto explicó que “la tasa de ocupación real está en un 130 por ciento porque se produjo un desplazamiento de pacientes de terapia – tales como cirugías de urgencia, accidentados, diabetes descompensadas, cardíacos- hacia pasillos,  o carpas.

También detallo cifras comparativas. Por caso, dijo,  que “23 provincias tienen  7500 camas y los Cordobeses tenemos 3302; y no agregan 450 más, porque no hay personal de salud”. Aquí recordó que las y los trabajadores son “mal pagos, maltratados, y no están contratados” y aludió al doctor Figueroa “el primer médico denunciado e imputado por este ministro que se dedica a perseguir personas”.

El 28 de enero pasado ya había advertido en un conversatorio “que las aulas no son seguras” y recomendaba que no debía haber clases presenciales. Cuestión que no fue escuchada por las autoridades. Desde la epidemiología, consideró que “no alcanza con vacunar a lxs docentes para evitar contagios”.

Ratificó que el orden de prioridad “es el derecho a la vida, el derecho a la salud, luego  la educación, y los demás derechos”. Negó que se trate de  “un problema de derechos individuales, sino de derechos colectivos”.

Consultado sobre el rol de los medios, refirió que su experiencia fue fantástica porque “siento que muchos han peleado al lado mío, en otros salgo cada semana y otros que nos han negado. Hemos visto, situaciones vergonzosas como tomar dióxido de cloro en vivo al igual que el comportamiento del arco político. (…) Me quedo con este periodismo que está batallando para llevar la información a la comunidad”.  Por otra parte,  denunció que es de “extrema gravedad” que haya fuertes presiones para acallarlo. Al respecto, citó una afirmación que hiciera Gustavo Silvestre ayer en el canal C5N.

¿Qué hacer? “Cerrar las escuelas. Es así de simple, y con eso van a  bajar los contagios  un 40 por ciento”. Consideró que si se hubiera tomado esta decisión hace 60 días “hoy estaríamos en 10 mil casos diarios. No habríamos cerrado los comercios ni analizaríamos una vuelta a fase 1 que es lo que  van a tener que hacer”. También debería  pasar a la virtualidad la administración pública y “dejarle la calle al monotributista, al laburante que trabaja en negro y necesita el dinero diario. Y hacer un excelente rastreo de contacto estrecho. La cantidad de casos hoy es el triple. No son cinco mil, son 15 mil“, afirmó.

“Es el momento de actuar (…) Ojalá que nos escuchen. Aquí  nadie se salva solo, la salida es colectiva”, dijo sobre el final.

Ver video del zoom aqui. 

*Agencia Prensared| Imágenes ilustrativas web

V: 395 T: 93684