Salud, pandemia y después

Como en el tango, después del paso desolador de la Pandemia de COVID- 19, ya nunca me verás cómo me vieras. Pero ¿cómo me verás entonces? ¿Qué se modificó en las condiciones en las que trabajamos y vivimos? ¿Qué cambió en el mundo del trabajo? 13° Concurso Sin Presiones.

Por Matías Dreizik*

Atravesamos dos años regidos por la incertidumbre, y la angustia permanente ante el riesgo al contagio con sus posibles consecuencias. A la vez que nos fue sumergiendo lentamente en peores condiciones de vida en general y de trabajo. Que han sido resistidas desde los distintos movimientos socioambientales y sindicales que rápidamente estuvieron a la altura del conflicto.

De a poco se instala la sensación de ir saliendo de la emergencia sanitaria en la que nos sumergió el paso de la pandemia. La circulación volvió a niveles previamente conocidos y las actividades sociales y culturales están prácticamente liberadas. Se entiende que, manteniendo ciertas medidas de cuidado como el uso de barbijo, ventilación de ambientes y hábitos de higiene conocidos se puede realizar una vida como la que conocíamos antes de la pandemia.

Pero hay elementos que no nos permiten sentir en este momento la calidez y tranquilidad que da lo conocido en la vida cotidiana. Es que no existe el regreso a un pasado conocido, no hubo una vuelta a la “normalidad” como si el tiempo transcurrido hubiese mantenido intacto como entre paréntesis. Y es que la crisis sanitaria mundial lejos de achicar mediante la conciencia solidaria la brecha de desigualdad, la agrandó.

Encontramos un crecimiento del trabajo informal, una pérdida de capacidad de consumo profundizada por los altos índices de inflación y poca respuesta estatal para hacer frente a la situación agobiante. El escenario laboral nos indica que el 50% de las trabajadoras y trabajadores no están registrados y esto predetermina peores condiciones para su actividad. Esta es la cifra blue que verdaderamente debería preocuparnos.

Estos niveles de precarización laboral son el tamiz donde se pintan las vivencias, historias y dinámicas en el mundo del trabajo actual. También el escenario de base donde se desarrollarán las tensiones y pujas de distribución. Hará falta activar dispositivos de solidaridades inclusivas entre trabajadores/as que permiten acciones conjuntas y objetivos comunes entre trabajadores/as asalariados/as y aquellos/as que pertenecen a la economía popular.

En este contexto nos encuentra el 28 de abril como fecha en que se conmemora el día mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Esta es una oportunidad para la reflexión y la visibilización de la necesidad de generar trabajo que sea seguro, saludable y que se considere decente.

En este marco, desde el Instituto de Salud Laboral y Medio Ambiente lanzamos la 13° edición del concurso de expresión escrita “Sin presiones”Historias del mundo laboral que constituye un espacio de promoción de la salud y el bienestar. Que busca que los/as trabajadores/as compartan sus vivencias en el mundo del trabajo, reflexionen críticamente sobre su acontecer cotidiano y que nos encontremos de forma fraternal.

*Presidente del Instituto de Salud Laboral y Medio Ambiente (ISLyMA) Fuente http://www.islyma.org.ar/ Original Bambacoop, [email protected]

www.prensared.org.ar

V: 247 T: 901821