Querella criminal para los autores de la mayor “administración fraudulenta” de la historia

De apertura a cierre. Un recorrido por el  mensaje de Alberto Fernández enunciado ayer en la apertura del 139° período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. Balance del primer año de gobierno y críticas a la oposición. Pandemia, vacunas, reforma judicial, tarifas, denuncia penal por el endeudamiento macrista y los lineamientos para 2021.

 Por Redacción*

“Desde el primer día tomamos decisiones y enfrentamos críticas. Primero los que reclamaban cuidar la rentabilidad antes que la salud. Más tarde, los que negaban la existencia de la pandemia y nos acusaban de ser parte de un complot universal para tener encerrada a la gente. Cualquier razón se volvió válida para incitar banderazo y romper los protocolos impuestos con la sola idea de deteriorar la credibilidad de un gobierno que convencido buscaba preservar la salud del pueblo”, aseguró el mandatario en defensa de la gestión sanitaria y respondiendo a las crítica en este sentido. “Ni un solo día bajamos los brazos, ni ante la inclemencia del contagio ni ante la crítica injusta”.

En esta misma línea, Fernández destacó que cada persona que lo necesitó, tuvo la atención necesaria”, y apuntó contra la herencia de un sistema de salud “quebrado, que mantenía cerrados hospitales, dejaba vencer vacunas y permitía diseminar enfermedades que creíamos superadas. A pesar de esta situación pudimos llevar adelante para mitigar el impacto de la enfermedad y la muerte”.

A continuación, y luego de resaltar su compromiso y trabajo, el Presidente pidió un aplauso para sectores como el docente, trabajadores de la salud, de Fuerzas Armadas y de seguridad, entre otros. Todos los presentes aplaudieron de pie.

 

“Desde fines de diciembre estamos recibiendo a un ritmo menor al que acordamos contractualmente dosis de la vacuna Sputnik V. En febrero recibimos vacunas de Astrazeneca y en los últimos días un millón de dosis de Sinopharm de China. Sabemos que hay dificultades en la producción, pero conocemos muy bien las dificultades que atraviesa el mundo por la escasés y el egoísmo. Hoy el 10 por ciento de los países acapara el 90 por ciento de las vacunas”, advirtió.

En relación al reciente escándalo de las “Vacunas VIP” que terminó con la renuncia del hoy ex ministro Ginés González García, el Presidente hizo un mea culpa y declaró: “las reglas son muy claras: si se cometen errores, la voluntad de este presidente es reconocerlos y corregirlos de inmediato. Cuando se dijo que esas reglas habían sido transgredidas me he encargado de recabar la información pertinente, aún cuando en lo personal me causaron mucho dolor, y tomé las decisiones que correspondían”.

Economía

“Junto a un cúmulo de medidas sanitarias, fuimos capaces de impulsar políticas económicas y de protección social para paliar la crisis”, señaló el mandatario y enumeró medidas como el congelamiento de tarifas y suspensión de cortes de servicios públicos, Ingreso Familiar de Emergencia, prohibición de despidos, el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, préstamos subsidiados, reducción de las cargas patronales, multiplicación de entrega de alimentos a comedores, refuerzos de la tarjeta Alimentar, Asignación Universal por Hijo y la jubilación mínima, programa Pro Huerta, ampliación de la moratoria impositiva y Programa Ahora 21, entrega de medicamentos gratuitos a socios de PAMI, etc.

“Estas políticas aplacaron en parte los efectos de la pandemia”, reivindicó, sin por ello reconocer una suba que en el primer semestre del año llevó la pobreza al 40,9% de la población (18,5 millones de argentinos), y la indigencia al 10,5% (4,7 millones).

“Uno de los desafíos que tenemos en Argentina es poder distinguir por un lado aquellos fenómenos económicos y sociales que son el resultado de procesos globales como la pandemia de aquellos otros que son el resultado de decisiones de política económica que se han tomado aquí”, expresó el jefe de Estado.

Deuda

“El Gobierno que me precedió solicitó el préstamo más grande del FMI. Los 44 mil millones de dólares recibidos se esfumaron antes de que asumiéramos. Es imperioso que no permitamos nunca más que se genere un endeudamiento asfixiante a partir de la toma de créditos irresponsables”, recordó el mandatario.

En medio de estas críticas al ex gobierno encabezado por Mauricio Macri, el Presidente debió interrumpir su discurso por los gritos que se escuchaban de fondo. “Tuvo cuatro años para hablar, ¿por qué no me deja hablar a mí, por favor?”, le dijo Fernández al diputado Fernando Iglesias.

“Sabemos por boca del mismísmo presidente del BID que en sus días de director del FMI impulsó el otorgamiento de semejante crédito para favorecer al entonces presidente Macri en la búsqueda de su reelección”, apuntó. “Endeudar al país de ese modo, permitir que los fondos hayan ido a la más asombrosa fuga de divisas y que la toma de semejantes créditos haya sido resuelta entre gallos y medianoches no puede ser visto de otro modo que no sea una administración fraudulenta y malversación de caudales públicos como nunca antes habíamos registrado”.

En lo que fue uno de los momentos más picantes del discurso, Fernández anunció que dio instrucciones para que se inicie una “querella criminal” destinada a determinar delitos en el endeudamiento que asumió el país sin autorización del Congreso, en clara referencia al acuerdo stand by de 2018.

Sobre la negociación en curso con el FMI, dijo: “nuestro gobierno el único apuro que tiene es el de poner de pie a la producción y el trabajo. No va a haber ningún ajuste que otra vez recaiga sobre los más pobres”.

Obra pública

“Al inicio de nuestra gestión encontramos el 70% de las obras paralizadas. Reactivamos 270 obras públicas sin favoritismo ni exclusiones porque creemos en la Argentina Unida”, aseguró Fernández, luego de asegurar que este será “uno de los motores prioritarios” de la economía para 2021.

Inflación

“Pusimos en marcha una normativa destinada a aplicar la ley de abastecimiento porque no podíamos permitir que faltaran los alimentos, los artículos esenciales en la mesa de las argentinas y argentinos”, repasó en torno al “problema multicausal” de la inflación.

“No es posible que como sociedad caigamos una y otra vez en el viejo sistema donde algunos amasan fortunas especulando con los precios y los consumidores retroceden en su capacidad de comprar”, sostuvo. Por eso es importante que “los salarios crezcan y los precios se estabilicen”

Tarifas

En primer lugar, el discurso presidencial recordó las “cuantiosas ganancias que en muchos casos terminaron el bolsillo de los accionistas sin que el Estado les exigiera un plan de inversiones para sostener la calidad de los servicios”.

Fernández anunció que enviará al Congreso un proyecto de ley “que declare la emergencia de servicios públicos y regulados con el objeto de desdolarizarlos definitivamente y adecuarlos en una economía en la que los ingresos son en pesos”. A su vez, dio a entender un futuro descongelamiento sectorial de tarifas: “mi objetivo final es poder lograr tarifas diferenciales según la capacidad patrimonial de quien recibe el servicio”.

El mandatario anticipó el envío al Congreso de un proyecto para incentivar la producción de vehículos eléctricos con baterías de litio y el impulso de la industria hidrocarburífera: “La política energética es clave para asegurar el desarrollo del país”.

Educación y ciencia

“Mi objetivo es recomponer el financiamiento educativo”, afirmó para luego enuerar medidas como el incremento del presupuesto en infraestructura, capacitación docente y cupo de las becas progresar. Además del compromiso de aumentar la distribución de notebooks, apuntó a la necesidad de extender la conectividad.

En materia de ciencia y tecnología, destacó el aumento en el número de ingresos de investigadores e investigadoras al Conicet, el incremento del número de becas doctorales y posdoctorales y la recomposición de los estipendios de las becas. Además, recordó la reciente aprobación por parte del Congreso de la Ley de Financiamiento del sistema de ciencia, tecnología e innovación.

Género

“Por primera vez elaboramos un presupuesto con perspectiva de género e incorporamos el cupo trans en la administración pública”, se vanaglorió el Presidente, y continuó enumerando iniciativas como la implementación de la Ley Micaela, la aprobación del convenio de la Organización Internacional del Trabajo contra la violencia de género en el ámbito laboral y la promulgación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Justicia

Entre otras cosas, el discurso del mandatario pidió al Congreso Nacional que “asuma el rol de control cruzado sobre el Poder Judicial”, al que caracterizó como “en crisis” y que “parece que viviera en los márgenes del sistema republicano. Sus miembros (…) disfrutan de privilegios de los que no goza ningún miembro de la sociedad”.

Aunque sin mencionarlo, el Presidente utilizó como ejemplo al fiscal federal Carlos Stornelli: “En la Argentina de hoy hay un fiscal procesado por delitos tan severos como el espionaje ilegal de ciudadanos o el de extorsión que sigue en funciones como si nada de esto lo afectara. A él no se le aplica aquella doctrina que recomendaba la detención preventiva de personas cuando su poder residual pudiera afectar la investigación”.

“Con el propósito de comenzar a revertir esta situación elevé hace un año un proyecto de ley que reformula el funcionamiento del fuero federal. La medida obtuvo media sanción por parte del Senado. Aspiro a que la Honorable Cámara de Diputados aborde el tema, lo debata, lo corrija si es necesario y lo apruebe. Con eso estaríamos dando un primer paso en favor de mejorar la administración de justicia”, agregó. También anunció el envío de un proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura y el establecimiento de juicios por jurados para la sanción de aquellos delitos graves que se cometan en el ámbito federal.

Malvinas y soberanía

“Una Argentina soberana necesita cuidar su espacio marítimo, aéreo y terrestre. Requiere proteger sus recursos naturales y estratégicos, potenciar su desarrollo científico y tecnológico. Debe contar con fuerzas armadas al servicio de la patria, consustanciadas con la democracia, instruidas, solidarias y con vocación de servicio”, señaló Alberto Fernández, quien a continuación sentenció: “no hay lugar para el colonialismo en el Siglo XXI: las Malvinas fueron, son y serán argentinas”.

Internacional

“Construimos relaciones serias con las grandes potencias y los grandes bloques, como los Estados Unidos, China, Rusia, Medio Oriente y la Unión Europea. Dejamos atrás la política de sumisión y fotos. Consolidamos un idealismo realista y un pragmatismo que no olvida los valores. Buscamos resultados que se noten en la vida cotidiana”, aseguró el mandatario, quien celebró con “mucha alegría que Bolivia recuperó su vida democrática”

Cierre

“Quiero reiterar mi agradecimiento a la sociedad argentina por habernos acompañado activa y solidariamente en uno de los años más difíciles de nuestra historia. Nadie se salva solo. En la unidad y la solidaridad están las claves para construir una Argentina que despliegue todo su potencial económico, social, ambiental, científico y cultural”.

Sobre el final, el Presidente convocó a la ciudadanía a ser protagonistas para “sentar las nuevas bases de un enfoque innovador”, y subrayó: “en la unidad y la solidaridad están las claves para construir una Argentina que despliegue todo su potencial económico, soical, ambiental, científico y cultural”.

*Fuente Canal Abierto

www.prensared.org.ar

V: 138 T: 182315