Ni Una Menos: ¡Basta de femicidios, travesticidios y transfemicidios!

Tras la movilización realizada en Córdoba en el marco del paro internacional  de mujeres, lesbianas, travas, trans, no binaries, intersex y bisex,  se leyó un documento crítico. Reclaman soluciones a los estados nacional, provincial y municipal.

Por Redacción*

Texto completo

¡Este 8 de Marzo paramos y movilizamos en todo el mundo! Gritamos una vez más Ni Una Menos ¡basta de femicidios, transfemicidios, y travesticidios! El Estado y los gobiernos nacional, provincial y municipal son responsables. Presupuesto ya para enfrentar la violencia ¡No al pago de la deuda!

Este movimiento feminista, con años de experiencia de lucha, ocupa las calles a seis años de la primera movilización por Ni Una Menos y ante un quinto Paro Internacional de mujeres, lesbianas, travas, trans, no binaries, intersex y bisex.

Venimos de conquistar el aborto legal en 2020, gracias a la movilización en la calle y luego de 15 años de construcción con la Campaña, seguimos creciendo, haciéndole frente a la violencia de este sistema patriarcal, capitalista y racista.

Desde la Asamblea Ni Una Menos Córdoba, damos la pelea en unidad y con independencia política de todos los gobiernos. En lo que va del 2021, en la Argentina ya nos duelen 61 femicidios.

El femicidio de Úrsula desnudó en todo el país la responsabilidad estatal y gubernamental en los casos de violencia. Úrsula había efectuado 18 denuncias a su femicida, el policía de la bonaerense Matías Martínez, y el pedido de un botón antipánico que nunca llegó. A nosotras y nosotres, el gobierno y el Estado no nos dan respuesta.

Pese a que muchos funcionarios se pintaron la cara de violeta y dijeron NiUnaMenos, nunca garantizaron las condiciones para que paren de matarnos. A más de un año de gobierno de Alberto Fernández, en nuestro país seguimos teniendo un femicidio, travesticidio o transfemicidio cada 22 horas.

Tanto el gobierno nacional, como los provinciales y municipales intentan frenar la movilización y la organización independiente con consejos, ministerios y secretarías, como es el caso del Ministerio Nacional de las Mujeres y Diversidad, a cargo de (Elizabeth)Gómez Alcorta.

Estas instituciones, aunque pueden ser logros del movimiento feminista, cuando no tienen condiciones de trabajo dignas y políticas públicas con presupuesto, no funcionan. En Córdoba tenemos el Ministerio de la Mujer, el cual sabemos no ha dado respuestas concretas a nuestras necesidades y reclamos.

Recientemente, la ministra Claudia Martínez afirmó que Córdoba posee los mayores recursos en la temática, que los femicidios bajaron en pandemia y que el alza actual en las cifras radica en una respuesta patriarcal y conservadora por parte de varones que no quieren renunciar a sus privilegios.

A sus dichos, se le suma el anuncio de Schiaretti sobre destinar 600 millones para programas de violencia de género que permitirían un supuesto avance en el funcionamiento del Polo. El gobierno de la provincia pretende que quienes están en situación de violencia sobrevivan con becas de entre 8 mil y 12 mil pesos, a las que podrían acceder un total de 5 mil beneficiarias.

Estas medidas profundizan una política de precarización y miseria que ya fracasó. Por todo esto exigimos: ¡renuncia de Claudia Martínez ya! Con el avance de la pandemia, se produjo el recrudecimiento de la violencia: el “quedate en casa” para nosotras y nosotres significó muchas veces el horror de convivir con nuestro agresor sin poder salir.

Panorámica Crédito: Mica Di Marco

En los primeros meses del 2020 las líneas telefónicas de atención recibieron un 39% más de llamadas. Las denuncias por violencia de género pasaron de 600 en 2019 a 8.000 en 2020, sin que el gobierno provincial destine un solo peso.

Ahora, en medio de una profunda crisis social, proponen un presupuesto de hambre mientras son parte del problema al recortar los programas de vivienda, del mismo modo que sostienen en sus reparticiones las formas más extremas de precarización laboral.

Desde su creación, venimos denunciando el desfinanciamiento en el Polo de la Mujer y las áreas específicas que abarcan esta problemática con trabajadoras precarizadas, desprotegidas y sin recursos.

¡Su lucha es nuestra lucha! ¡Exigimos que cuiden a quienes nos cuidan! Pase a planta de todas las trabajadoras, aumento de personal y reconocimiento del trabajo de riesgo psico-social. Esta realidad se repite a lo largo y ancho del país.

Gran parte de los femicidios le suceden a compañeras y compañeres que ya habían denunciado y a quienes no se les garantizó la protección y asistencia mínima para poder salir de esas situaciones de violencia.

Necesitamos refugios en condiciones y acceso a la vivienda, para no convivir con nuestros agresores, ¡que los violentos deban irse y no nos quedemos nosotras y nosotres en la calle!

Reclamamos además subsidios y trabajo digno que nos permitan independizarnos económicamente, y políticas públicas para subsanar los graves problemas de salud y alimentación que enfrentamos en el marco de esta aguda crisis económica.

Es por todo esto que exigimos el inmediato tratamiento en el Congreso y declaración de la #EmergenciaNiUnaMenos. Son necesarias políticas transversales y urgentes para que no nos sigan matando.

Durante todo el 2020 hasta hoy, la Asamblea Ni Una Menos Córdoba participó en cada una de las luchas contra la violencia machista en la provincia, remarcando que nuestros cuidados son feministas, colectivos y antirrepresivos.

Con todas las precauciones de bioseguridad, ocupamos las calles exigiendo justicia por Cecilia Basaldúa, cuyo femicidio continúa impune con la complicidad de la justicia y la policía. Sostuvimos que defender nuestros derechos es una tarea esencial y que nuestras luchas no estaban en cuarentena.

Con la misma fuerza, en Córdoba recientemente acompañamos a los familiares de Emilse Gajes, Gabriela Lencinas e Ivana Módica, y extendimos nuestra solidaridad al pedido de justicia de Úrsula, Mirta, Miriam, Eli y todas y todxs lxs que nos faltan. Salimos juntas a las calles a exigir perpetua para los femicidas.

Traslasierra no constituye la excepción. Por eso, estos últimos años, nos venimos movilizando en cada rincón del Valle, exigiendo aparición con vida y justicia para las víctimas de violencia machista y desidia estatal.

Crédito: Mica Di Marco

Este 8M nos toca muy de cerca pues en nuestra ciudad nos tocó despedir a Nilda Peano y seguir gritando por nuestras víctimas anteriores como Claudia Carrizo.

Pareciera que para el sistema judicial no representa ninguna prioridad y mucho menos una urgencia. Y continuamos exigiendo que se investiguen los casos de las desaparecidas del Valle: Marisol Rearte, Luz Oliva, Silvia Gallardo, Delia Gerónimo Polijo. ¡Parece burlesco!

No sólo no se avanzó en las investigaciones sino que además, ascienden al Fiscal a cargo de las causas Raúl Castro y en su lugar, su sucesora Lucrecia Zambrana; continúa en esta línea, de no ejercer el rol y autonomía, que el cargo representa, para ir a fondo en las investigaciones.

Esto deja en claro que no se trata de un “cambio de figuritas ni una lavada de cara”, como nos quieren hacer creer con la “reforma judicial feminista”. Esas políticas son insuficientes.

Con dolor y bronca gritamos ¡basta de impunidad! Ni Una Menos ¡vivxs y libres nos queremos! Sin embargo, las prioridades de este gobierno no son nuestras prioridades. El año pasado, El año pasado, se pagaron 6.000 millones de dólares en intereses al propio FMI y otros organismos internacionales.

En el 2021 empezamos con 300 millones y el gobierno se propone renegociar grandes montos de deuda para patear vencimientos hacia el 2025. Ya el presupuesto de este año deja claro un recorte del gasto público. Esto es más sometimiento a los grandes organismos financieros y la implementación de políticas de ajuste profundas.

Por eso desde esta asamblea decimos que hay que romper con el FMI y dejar de pagar la fraudulenta e ilegítima deuda externa, no solo para deshacernos de las cadenas explotadoras del imperialismo y los bancos usureros mundiales, sino también para hacer frente a la enorme crisis económica, social y sanitaria que cae sobre lxs cuerpxs de las mujeres, trans, lesbianxs, travas, no binaries de la clase trabajadora, sectores populares, empobrecidos y migrantes.

Crédito: Negra Oviedo

¡Presupuesto ya para enfrentar la violencia, no al pago de la deuda externa!

Este gobierno continúa destinando dinero las fuerzas represivas del Estado pese a que el movimiento feminista subraya hace años que la policía no nos cuida. Nos violentan, desalojan, desaparecen, nos reprimen en las movilizaciones populares y nos matan a diario.

 El 17% de los femicidios fue perpetrado por un agente o ex agente de las fuerzas de seguridad. No es un hecho aislado, es la institución entera la que encubre los casos y otorga impunidad a los agresores. Sucede con los femicidios, la trata y el gatillo fácil, cuyos casos ascienden a 1 cada 19 horas.

Son estas fuerzas que a cambio de impunidad hacen el trabajo de perseguir y reprimir a lxs luchadores como vivimos en Córdoba en las represiones a los municipales y los trabajadores de UTA, o el amedrentamiento en las movilizaciones contra la violencia de género. Con la doctrina Chocobar se habilita que los policías disparen por la espalda a los pibes en “situaciones de fuga”, ¡pedimos ya su derogación!

Abrazamos a las madres que sostienen la lucha al grito de ¡basta de gatillo fácil y desapariciones forzadas! Justicia para Facundo Rivera Alegre, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, Facundo Castro y todos nuestros pibes. Continuamos exigiendo la libertad para Milagro Sala y todxs lxs presxs políticxs.

Repudiamos la represión del régimen de Gildo Insfran al pueblo en Formosa ¡Fuera Berni! En Argentina, los despidos y suspensiones no han dejado de crecer. El DNU de prohibición de despidos del Ejecutivo no los ha frenado, debido a la cláusula para que los sindicatos puedan acordar con las patronales los despidos y la falta de sanciones importantes a quienes incumplan esta ley.

El año pasado se perdieron 300.000 puestos sólo de trabajo registrado, haciendo crecer el desempleo en nosotras y nosotres, les más precarizades y vulnerades. Amplificamos la voz de mujeres, lesbianxs, travas, trans, no binaries, intersex y bisexuales que en este Paro Internacional reclamamos por nuestro trabajo mientras le ponemos el cuerpo a la crisis.

Exigimos que se reincorpore ya a las trabajadoras de limpieza despedidas en Córdoba, protagonistas de una inmensa lucha por el reconocimiento de su trabajo esencial, aumento salarial y mejores condiciones de trabajo.

Sabemos que estos despidos también sirven para amedrentar a todxs lxs trabajadorxs y contratar a nuevos en peores condiciones laborales. Acá estamos además lxs trabajadorxs de Rappi y Pedidos Y a quienes laburamos sin cesar en la pandemia, sin que se lo reconozca, cobrando menos de 100 pesos por pedido, mientras pedaleamos durante horas y nos exponemos a accidentes sin obra social ni seguro médico.

Crédito: Mica Di Marco

Somos también las trabajadoras de casas particulares, obligadas a laburar durante la pandemia, las miles que no estamos registradas, que perdimos el empleo y que gobierno tras gobierno somos postergadas con salarios de indigencia

¡Reconocimiento ya de la relación de dependencia! ¡Basta de despidos y de precarización!

En esta asamblea, estamos también las trabajadoras de la salud, la primera línea de hierro que enfrenta la pandemia con salarios debajo de la línea de pobreza, recurriendo a trabajar en varios hospitales y expuestxs a contraer covid 19 a diario. Inclusive ahora, cuando ya existen varias vacunas en el mundo, aún no nos encontramos inmunizadxs.

¡Basta de descuidar a quienes nos cuidan, aumento salarial ya! Por un sistema de salud público de calidad y con presupuesto ¡no al avance de la privatización de nuestro sistema de salud!

Somos las y lxs docentes quienes el año pasado sostuvimos la educación pública, con nuestros recursos, en nuestras casas con doble tarea (la laboral y la doméstica) y con paritarias por debajo de la inflación.

 Ahora los gobiernos plantean una vuelta a las aulas sin destinar presupuesto para protocolos, resolver problemas edilicios y de infraestructura de las escuelas, garantizar elementos de higiene, contratar más trabajadorxs de limpieza, y manteniendo el salario docente en la miseria.

Esto pone en riesgo a lxs docentes, en un 80% mujeres, a lxs estudiantes y a toda la comunidad educativa. Lo vimos en Jujuy con la muerte de dos compañeras maestras por coronavirus, mientras los gobiernos tienen sus planes de vacunación VIP. Pero lxs trabajadorxs de la educación nos organizamos en defensa del derecho a la educación y por una vuelta segura a las aulas.

A la dirigencias de nuestros gremios que no convocan al paro, a los gobiernos nacional y provinciales les decimos que ¡las escuelas se abren con recursos no con discursos! ¡Aumento salarial ya por encima de la canasta familiar! ¡Ningunx por debajo de la línea de pobreza! ¡Apoyamos las movilizaciones docentes que se están llevando adelante en Jujuy, Tucumán y Mendoza!

En los barrios luchamos y resistimos contra el hambre y la precariedad cotidiana, contra el abandono y la desidia estatal, poniendo el cuerpo en cada lucha para conquistar derechos.

Nuestros feminismos populares, villeros, comunitarios y disidentes gritan más fuerte que nunca, reivindicando a les trabajadoras esenciales, de la economía popular, cooperativistas, productoras, trabajadoras de la tierra en cada territorio empobrecido.

Mientras el Estado sigue sin llegar a nuestros territorios, tejemos nuestras redes sororas, bancamos las ollas y merenderos, sintiendo en nuestros cuerpos la violencia machista, capitalista y colonial.

No nos rendimos, le hacemos frentes más fuertes, nos organizamos y creamos nuestros espacios para el encuentro, el acompañamiento y la lucha.

Crédito: Mica Di Marco

Estamos atentas al teléfono siempre, mucho más que el Ministerio de las Mujeres que en muchísimas ocasiones solo sirve para redactar una perimetral que sabemos no nos protege ni salva nuestras vidas, nos dan un botón antipánico que no funciona, que sigue cargando en nosotras la responsabilidad de accionarlo aun estando en peligro, mientras las tobilleras que deben estar en los violentos descansan en alguna caja de alguna oficina.

Exigimos que el Estado garantice políticas públicas concretas que lleguen a tiempo a nuestros barrios. ¡Basta de matarnos! Nos tuvimos que capacitar y formar con la llegada de la pandemia para asistir y acompañar porque los centros de salud no dan abasto y no hay recursos.

Somos las que nos jugamos la vida como Ramona, Patricia y tantas compañeras que perdieron la suya por su comunidad, porque a las pobres nos falta el agua, la comida, los remedios. ¡Reconocimiento salarial para todes!

Esta gran huelga es transfeminista porque resignificamos el 8M y construimos una resistencia histórica contra este sistema heterocis-patriarcal.

Aquí estamos las travestis, transexuales, lesbianas, bisexuales y no binaries poniendo el cuerpo en la calle contra todos los crímenes de odio y la discriminación porque sólo colectivamente podremos enfrentar las razias que atentan contra nuestras vidas mientras los gobiernos hablan de modernización e inclusión.

No somos un segmento de mercado amigable o una foto para la prensa, nuestras vidas importan y por eso exigimos políticas públicas integrales. La comunidad trans-travesti en particular seguimos sufriendo violencias brutales en todos los ámbitos de nuestra sociedad, en las instituciones educativas, sanitarias y laborales.

Queremos trabajo real ¡basta de precarización! Reclamamos acceso real a los sistemas de salud nacionales, provinciales y municipales. Sufrimos la represión de la policía, las políticas de exclusión y ajuste al punto de tener una expectativa de vida de 36 años. Es por eso que exigimos la aprobación e implementación urgente del cupo laboral travesti-trans nacional, provincial y municipal en el sector público y privado.

¡Cupo laboral travesti-trans ya!

Seguimos exigiendo la aplicación de la ley de Identidad de Género, en especial a las obras sociales privada y la implementación real del artículo 11 de salud.

Denunciamos la falta de anti-retrovirales y controles para los tratamientos de las personas cero positivas y que se incluya su prioridad en la campaña de vacunación contra el Covid19.

Necesitamos una nueva ley de VIH, ya está presentada en el Congreso y por eso exigimos su tratamiento. ¡No queremos más presas por besar!

Exigimos la absolución para Mariam Gómez cuyo único delito fue abortar la heterosexualidad obligatoria en un espacio público.

No al desalojo de Norma Castillo, primer lesbiana en casarse con la ley de matrimonio igualitario, militante de los derechos humanos: las disidencias sexo genéricas tenemos derecho a una vivienda y vida digna.

Ayer conmemoramos un nuevo aniversario de la muerte de la Pepa Gaitán, fusilada por lesbiana y seguimos exigiendo el derecho a la ciudad, basta de hostigamiento policial y violencias moralistas en espacios públicos y privados.

Crédito: Negra Oviedo

A días de esta movilización, sufrimos un nuevo travesticidio. Exigimos justicia por Fabiola Pamela Ramírez Vanesa Ledesma, Laura Moyano, Azul Montoro, Estrella Belén Sánchez, todas y todes.

No queremos contar muertas ni queremos ser un rostro en un nuevo cartel ¡Si tocan a une, respondemos todas y todes! Con el ejemplo y la furia de nuestra Maite Amaya gritamos: ¡Basta de lesbobitransodio! ¡Basta de travesticidios y transfemicidios! ¡Sin las, les y los trans y travestis no hay feminismo!

Conquistamos el derecho al aborto legal seguro y gratuito, ahora vamos por su implementación ¡Que las iglesias y el Estado sean asuntos separados! Fue la enorme lucha de este movimiento desde 2018 la que conquistó el aborto legal seguro y gratuito, pese a las maniobras de los antiderechos dentro y fuera del Parlamento; la presión de millones afuera del Congreso y en las plazas de todo el país garantizó este triunfo.

Ahora estamos en pie de lucha para que a nadie se le niegue el derecho a decidir. Nos enfrentamos a la objeción de conciencia institucional por parte de las clínicas privadas y a los antiderechos que meten amparos, cautelares y otras trabas judiciales para impedir el acceso al aborto legal.

Así como lo hicimos en Argentina, apoyamos con fuerza la lucha por la autonomía sobre nuestrxs cuerpxs en toda Latinoamérica y el mundo.

La realidad nos demuestra que seguimos enfrentándonos a las iglesias, católica y evangelistas, que se opusieron a nuestros derechos desde siempre, desde el matrimonio igualitario, al voto femenino, la educación sexual, cómplices además de la dictadura cívico militar que desapareció a 30.000 compañeres.

Hoy siguen siendo dueñas de una gran parte de escuelas privadas en el país, en las cuales imparten educación religiosa, se niegan a dar ESI y enseñan contenido lesbotransbiodiante, mientras que reciben millonarios subsidios del Estado que utilizan para sus campañas reaccionarias y conservadoras.

Aún peor, están exentas de pagar impuestos por sus propiedades y negocios. Por todo esto exigimos la separación inmediata de las iglesias y el Estado y la eliminación de los subsidios a la misma ¡Plata para combatir la violencia patriarcal no para las iglesias!

Aunque la ley de ESI fue sancionada en 2006 esta no es implementada por falta de presupuesto y por la presión de los sectores clericales del país. El artículo 5 de la ley habilita a que las iglesias no la implementen o inclusive la den bajo sus términos no científicos y homolesbotransbiodiantes.

Por eso decimos ¡derogación ya del artículo 5! Sabemos que la implementación de la ESI solo es posible si se capacita al sector docente previamente, se les asignan materiales y cursos gratuitos y obligatorios para que tengan los conocimientos necesarios.

El año pasado, estos contenidos no fueron incluidos como “prioritarios” en el marco de la virtualidad; es un error gravísimo que atenta contra nuestros derechos. Las y les pibes de la marea verde, que copamos las calles con los pañuelos verdes en alto seguimos exigiendo ¡aplicación efectiva de la ESI, laica, científica, con perspectiva de género y disidente, con presupuesto en todos los niveles educativos! ¡Basta de justicia patriarcal!

Crédito: Mica Di marco

Denunciamos la lentitud y falta de respuesta ante los casos de femicidios por parte del sistema judicial, y exigimos justicia por Emilse Gajes. La Fiscalía a cargo de este caso rápidamente informó a los medios que era un suicidio, desconociendo las denuncias previas de violencia de género y otras pruebas que apuntaban a su ex pareja.

¡Fue femicidio! Continuamos luchando por justicia para Cecilia Basaldua, Gabriela Lencinas, Ivana Juárez, Nilda Peano, Melisa Moyano, Liliana Stefanatto, Miriam Farías e Ivana Módica. ¡Perpetua a los femicidas!

Exigimos verdad y justicia por la compañera feminista Elizabeth Andrade Vilca, quien desde Mendoza compró un pasaje para volverse a Córdoba y apareció muerta un bar en Buenos Aires. No vamos a bajar los brazos, ninguna mafia va a poder acallar su femicidio.

Asimismo, exigimos el esclarecimiento de la muerte de Marcia Acuña. Este poder judicial cómplice es el que revictimiza a las niñas, niñxs y adolescentes que denuncian abuso sexual, cajonea expedientes y encubre a los pedófilos, mientras denigra a las madres protectoras y cuidadores responsables.

Acá estamos las madres protectoras, sobrevivientes de ASI y organizaciones que luchamos también contra la negligencia estatal y de los gobiernos.

¡Basta de abuso sexual hacia las infancias y adolescencias! Exigimos que se deje de utilizar el falso Síndrome de Alienación Parental como excusa para no creerle a les niñes, a quienes la justicia revictimiza al revincularles o incluso enviarles a vivir con su agresor.

Que se haga justicia para que ellxs y quienes lxs acompañan no tengan que seguir sufriendo amedrentamientos por parte de sus agresores, como sucede con Gilda Morales, madre protectora, encarcelada por su denuncia y cuyo hijo ha sido revinculado por la justicia con el progenitor abusador y le oculta su paradero.

Nos solidarizamos con ella y seguiremos a su lado luchando con la bandera roja contra el ASI y el falso SAP. ¡Sus llantos son nuestros gritos! Desplazamiento de funcionarixs judiciales cómplices: Alicia Chirino, Ingrid Vago, Morcillo y el equipo técnico de las fiscalías de Córdoba.

Queremos saber dónde está el hijo de Gilda Morales. ¡Absolución para Flavia Saganías! ¡Justicia para Sathya Aldana! Mientras que la justicia encubre a femicidas, violadores y violentos, a nosotras y nosotres se nos persigue y enjuicia en tiempo récord, así pasó con los casos de Micaela Barattini, Nahir Galarza, Higui, Marian Gomez y Flavia Saganías, madre protectora a quien condenó a 22 años de prisión por el solo hecho de denunciar al abusador de su hija.

También exigimos justicia por Miky: ante una exagerada condena y luego de un juicio mediático y misógino esperamos una urgente y justa casación. El poder judicial clasista y patriarcal también procesa a quienes luchan, para meter miedo a les estudiantes y laburantes que se organizan.

Así es el caso de lxs 27 estudiantes procesadxs en Córdoba por ser parte de la gran lucha de 2018 en las universidades de todo el país, en apoyo al reclamo docente por aumento salarial y por una educación pública de calidad.  Lo mismo ocurrió con los trabajadores de UTA y municipales imputados por movilizar por sus derechos laborales a principio del año pasado.

Exigimos ¡desprocesamiento ya de lxs 27 estudiantes de la UNC! ¡No al avance del juicio! ¡No a la criminalización de la protesta social! Sobreseimiento efectivo de la abogada y docente Leticia Celli.

Ante la desidia e inacción de la justicia patriarcal y clasista, parte del poder estatal y político, decimos que sí queremos una reforma judicial, pero no en los términos del oficialismo.

En primer lugar, exigimos la destitución de los jueces y funcionarios que reproducen la violencia machista y garantizan la impunidad de femicidas, violadores y violentos.

Pero además, queremos una justicia democrática, sin jueces eternos puestos a dedo por el poder político de turno. Que los jueces y fiscales sean elegidos por el voto popular y su mandato sea revocable.

Crédito Negra Oviedo

Asimismo, consideramos necesario que exista un fuero especializado en violencia y género y que abogades feministas acompañen a las denunciantes, gratuitamente, para que todas y todes tengamos acceso a la justicia.

Denunciamos la complicidad del poder político, la justicia y la policía en el sostenimiento de las redes de trata y reafirmamos la importancia de continuar luchando por la aparición con vida de todas las pibas que nos faltan, entre ellas Yamila Cuello desaparecida hace 11 años y Delia Geronimo Polijo, adolescente que desapareció ya hace 3 años en el valle de Traslasierras.

Sólo con la organización y lucha incansable de sus familiares, amigxs y el movimiento feminista lograremos que avancen las investigaciones. Junto a Silvia Gloria Gallardo, Jimena Arias y Luz Oliva las seguiremos buscando ¡vivas se las llevaron, vivas las queremos!

Seguimos acompañando a lxs familiares y amigxs de Nora: con la movilización logramos que se le garantice la protección, pero no bajaremos los brazos hasta que se haga justicia.

¡Desmantelamiento ya de las redes de trata! ¡Cárcel a los responsables! ¡Nos tocan a una, respondemos todas! Estamos en pie de lucha y decimos que la manada somos nosotras y nosotres.

No queremos más violencia sexual, herramienta a favor del disciplinamiento y la opresión capitalista y heteropatriarcal, cargada de racismo y xenofobia. ¡Basta de cultura de la violación sostenida por las instituciones y los medios de comunicación!

Basta de acoso callejero y de acoso laboral. No queremos que quienes denuncian sean acusadxs de mentir, provocar o insinuar mientras se garantiza la impunidad de los violadores y acosadores.

¡Basta de culpabilizarnos y revictimizarnos! Hemos roto el silencio y no contarán con él nunca más: a todas y todes les que alzan la voz contra sus abusadores y violadores, les decimos yo sí te creo hermana y hermane.

Justicia por nuestra compañera Luci: estás en nuestra lucha, siempre ¡cárcel al violador José Vivas! Hoy, levantamos la voz también por nuestras hermanas migrantes en el país, precarizadas y explotadas; violentadas y asesinadas por este Estado xenófobo.

Después de cuatro años y gracias a la organización y activismo constante de las compañeras y compañerxs, se derogó el DNU Antimigratorio macrista que estigmatiza, persigue, criminaliza y deporta a les inmigrantes residentes en el país.

Pero la lucha no termina: les inmigrantes aportamos un porcentaje importante al producto bruto interno con su trabajo, exigimos que se nos reconozcan derechos civiles y laborales plenos.

¡Migrar No Es Delito! Justicia por Jimena, Elizabeth, Esther, compañeras militantes, víctimas de femicidio a las que este Estado les dio la espalda. ¡Sin tierra no hay ni una menos!

Nos pronunciamos en apoyo a les compañeres de Juárez Celman, Villa La Maternidad, Villa La Vaquita, Ampliación Cabildo Anexo y de todas las ocupaciones de tierras para el acceso legítimo a viviendas populares.

Rechazamos la segregación de los barrios de la ciudad y los 180 asentamientos populares de Córdoba sin acceso básico a los servicios.

Además denunciamos la represión de Guernica, que significó dejar en la calle brutalmente a miles de familias y sentó un precedente de desalojos violentos en todo el país, como en Córdoba donde días después se echó a las calles a los vecinos de Estación Ferreyra, con una brutal represión y con la detención de compañeras de esta misma asamblea.

Repudiamos el accionar del poder político y judicial hacia cada une de nosotras y nosotres a les que se le niega el derecho a vivir dignamente.

Repudiamos un nuevo intento de desalojar a Ramona Bustamante en Córdoba y el desalojo, en capital federal, de Norma Castillo activista lesbiana de 79 años

¡Exigimos Emergencia habitacional ya! ¡Tierra para vivir y feminismos para habitar!

Las feministas cannábicas exigimos que las las cannabicultoras y cannabicultorxs sean reconocidxs como trabajadorxs de la tierra y productorxs de medicina, decimos Ni Una presa más por cultivar.

A 5 meses de la última reglamentación de la ley de cannabis medicinal 27.350, la provincia de Córdoba continúa sin adherir a la misma, ni promover una propia. ¡El dolor no puede esperar más!

Exigimos al estado nacional la inmediata implementación del registro del programa de cannabis medicinal (REPROCANN) para que usuarixs y cultivadorxs puedan cultivar sin ser criminalizadxs!

Nos manifestamos en contra de cualquier intento de prohibicionismo. Apostamos y bregamos por el uso adulto y responsable de la planta de cannabis; por eso decimos: educación para decidir, libertad y soberanía sobre nuestros cuerpos, sobre nuestra salud y nuestros placeres.

¡La marea verde transfeminista se planta por el derecho a cultivar! En esta fecha tan importante para el movimiento feminista internacional abrazamos a todas y todes nuestres compañeres del mundo que luchan contra este sistema capitalista, patriarcal y racista.

Nuestros feminismos son plurinacionales, por eso, este 8 de marzo, con la memoria de Marielle Franco, asesinada por activista, feminista, bisexual y negra gritamos Elenao contra Bolsonaro y seguimos reclamando justicia.

También invocamos la fuerza de Berta Cáceres, asesinada por activista, feminista, indígena y defensora de los ríos y territorios de su querida Honduras y seguimos exigiendo justicia. Exigimos justicia también por las niñas argentinas Lilian y Maria Carmen Villalba asesinadas y torturadas a manos de las Fuerzas de Tareas Conjuntas de Paraguay. Denunciamos a las fuerzas armadas y al presidente paraguayo Mario Abdo Benítez y exigimos castigo a los responsables directos y políticos.

Seguimos buscando junto con su familia a Lichita, prima de Lilian y Maria Carmen que se encuentra desaparecida desde el 30 de noviembre. ¡Que el Estado Argentino se comprometa con la causa!

Reivindicamos que gracias a nuestra pelea la familia logró el asilo político en nuestro país ¡ahora vamos por la Libertad para Laura y Carmen!

Este 8 de marzo también recordamos a las 41 niñas guatemaltecas que murieron calcinadas en el Hogar Seguro de Guatemala en el año 2017 y seguimos gritando ¡fue un femicidio de Estado! ¡Hermanas chilenas no bajen la bandera, acá estamos dispuestas a cruzar la cordillera!

Esto le gritamos a lxs luchadorxs chilenxs que con el deseo de darlo vuelta todo vienen enfrentando a los carabineros en las calles, a la violencia sexual e institucional, en contra de Piñera y todos los gobiernos que han continuado con la constitución Pinochetista, que solo significó más hambre y desigualdad para nuestro país vecino.

Reivindicamos a nuestras hermanas negras de Estados Unidos en su rebelión antirracista y en la lucha contra los asesinatos de la mano del Estado, la explotación laboral, la falta de acceso a la justicia y la marginación social.

Nos hermanamos con la lucha de las mujeres kurdas que resisten y combaten al terror del ISIS y del Estado turco; hace meses las compañeras vienen impulsando la campaña 100 Razones para enjuiciar a Erdogan, dictador y presidente de Turquía, quien impulsa políticas feminicidas tanto en su país como en aquellos territorios que invade, entre ellos Kurdistán.

Crédito: Negra Oviedo

Levantamos sus banderas de lucha, y reivindicamos los puentes y solidaridades que han tendido con las mujeres de nuestra Abya Yala y de todo el mundo de manera incansable bajo la consigna Jin, Jiyan, Azadi: mujer, vida y libertad.

Así también, reivindicamos la resistencia palestina y denunciamos las innumerables invasiones del Estado de Israel en su territorio desde hace más de medio siglo perpetrando un verdadero genocidio sobre su pueblo

¡Abajo el estado de Israel! ¡Viva Palestina libre! Los feminismos nos movilizamos en decenas de países en el mundo este 8 de Marzo en conmemoración de las 146 compañeras asesinadas por protestar por mejores condiciones laborales y salariales, contra un sistema que se cobró sus vidas.

Dejamos en claro que hoy no es un día de fiesta, ¡es un día de huelga! Con la fuerza de nuestra lucha colectiva, en un nuevo Paro Internacional, las y les mujeres, lesbianxs, trans, travestis, bisexuales, intersex y no binaries paramos y llenamos las calles. Nuestros feminismos están en la primera línea, organizando el dolor y la bronca y sosteniendo que la defensa de nuestros derechos y la lucha contra la violencia machista son tareas esenciales y urgentes.

Nos convocamos una vez más con un mismo grito: Ni Una Menos: ¡basta de femicidios, travesticidios y transfemicidios! El Estado y los gobiernos son responsables. Presupuesto ya para combatir la violencia. ¡No al pago de la deuda! Justicia por Ivana, Emilse, Cecilia, Miriam, Eli y para todas y todxs lxs que nos faltan.

Protección para Nora. Basta de impunidad y encubrimiento por parte del aparato represivo del Estado. ¡Fuera Berni! ¡Abajo la justicia patriarcal!

Destitución de los jueces y funcionarios que perpetúan la violencia machista y amparan a los agresores y femicidas Es Ley: ¡aplicación efectiva de la IVE sin objeciones! Separación de la Iglesia y el Estado.

¡Vivxs y libres nos queremos! Se va a caer con nuestra fuerza, nuestra organización y nuestra movilización ¡Arriba el feminismo que va a vencer!

Descargar  Documento 8M 2021 Asamblea Ni Una Menos Córdoba

*Fuente:  Asamblea Ni Una Menos (Bea Cárbel) | Fotografía: Negra Oyola (Área Comunicación Ni Una Menos y Mica Di Marco. 

V: 123 T: 94965