Mandakovic: “Para salir de esta crisis hay que distribuir la riqueza”

Definiciones de la secretaria general del Cispren durante el desarrollo del 37° Congreso de trabajadores y trabajadoras de  prensa y comunicación de la provincia de Córdoba, realizado los días 12 y 13 de noviembre a través de la plataforma zoom.

Por Katy García*

La nueva “normalidad” que trajo la pandemia por Covid 19 modificó las formas de contacto entre personas pero no impidió que sesione la máxima instancia deliberativa de la organización sindical. Tampoco la intensidad de los debates en torno a la consigna planteada:Organización sindical para derrotar el neoliberalismo. Hacia una soberanía comunicacional”.

En la jornada de apertura participaron cerca de un centenar de afiliades que al día siguiente pusieron en común ideas y argumentos en las comisiones habilitadas: Política y Organización gremial; Acción Profesional y Cultura; Acción Social y Salud, y  Género, Diversidades e Igualdad de oportunidades. (1)

Vista parcial de les participantes conectades

Presidieron el encuentro: Juan Yacobs, delegado de los departamentos  Punilla y Cruz del Eje (presidente) junto a Julián Taborda, delegado de Arroyito, y Bianca Nadina De Toni, integrante de la comisión de Juventud, como secretarios.

La máxima asamblea deliberativa del colectivo de prensa sesionó en homenaje  a los compañeros fallecidos durante la Pandemia: Víctor Steffen (Río Cuarto); Osvaldo “Turco” Wehbe (Río Cuarto); Leonardo Piboleau (Villa María) y Jorge “Bicho” Guevara (Villa Nueva). En memoria del periodista Sebastián Moro, que murió un año atrás en Bolivia, en circunstancias no aclaradas, y en un contexto de represión tras el golpe de estado. Asimismo, se pronunció por la libertad del fotoperiodista argentino Facundo Molares Schoenfeld, preso en aquél país desde hace un año por decisión del gobierno de facto presidido por Jeannine Añez.

Tras el discurso de la secretaria general,  expusieron Hernán Vaca Narvaja, Lila Luchessi y Carlos Del Frade, periodistas invitades. (2)

Palabras de Mariana Mandakovic

La secretaria general del Cispren comenzó su exposición analizando la consigna del encuentro –Organización sindical para derrotar el neoliberalismo. Hacia una soberanía comunicacional- y se preguntó si el neoliberalismo no estaría siendo golpeado ahora por la pandemia cuando “la globalización retrocede y los Estados se fortalecen para dar respuestas concretas a las necesidades básicas de la población”.

No obstante advirtió que “el poder hegemónico no resigna nada, y mucho menos en una situación como ésta por eso es fundamental fortalecer nuestras organizaciones para que no nos hagan retroceder nunca más”.

Habló de la crisis económica mundial y de la “falsa disyuntiva entre la vida  y la economía como si fuera una opción posible”, más  la perorata de los ideólogos del neoliberalismo “que buscan persuadir, manipular y sembrar dudas para convencer a la población” de que todo lo que viene del Estado “pone en riesgo las libertades, cuando su única preocupación es la libertad del mercado”.

Destacó que como sociedad hemos sido testigos de numerosas acciones provocadoras “como las marchas anticuarentena lideradas y fogoneadas por una oposición irresponsable capaz de aprovecharse de la peor situación social para buscar su beneficio”. Criticó el rol de  los medios hegemónicos, cuyos dueños son beneficiarios de millones de pesos, que propalan un discurso “tendencioso e irresponsable respecto a las políticas sanitarias y las restricciones para evitar muertes de argentinas y argentinos por el virus”.

Al mismo tiempo reconoció la labor de los trabajadores de la salud que “no son héroes” y que su tarea debería ser reconocida “con salarios y condiciones dignas”.

Más adelante afirmó que “para salir de esta crisis hay que distribuir la riqueza” y recordó que a 20 años de la Marcha Grande realizada por la CTA Autónoma “de la que orgullosamente formamos parte, promovemos una Renta Básica Universal que garantice el acceso a bienes y servicios indispensables para una vida saludable”.

En esa línea se pronunció por  la suspensión de pagos de una deuda externa ilegítima, ilegal e inmoral que debe ser investigada”; por una  reforma tributaria “integral y progresiva” y por el gravamen a las grandes fortunas. “Reclamamos un Estado presente” para promover el desarrollo productivo, la soberanía alimentaria, energética, tecnológica y comunicacional”, señaló.

Soberanía comunicacional

En relación al acceso a internet dijo que el DNU del Gobierno que “declaró servicio esencial a las telecomunicaciones y prohibió aumentar los precios a las empresas proveedoras fue una buena señal” pero que eso no garantiza “mayor conexión en todo el territorio nacional”. En ese hilo sostuvo que “el modelo de desarrollo futuro de las comunicaciones es estratégico” para alcanzar la  soberanía comunicacional que “requiere de satélites nacionales que puedan mantener las órbitas asignadas”.

Ponderó en este punto el proyecto SAOCOM desarrollado por el sistema científico y tecnológico y defendió “el control nacional de las telecomunicaciones argentinas con la participación de  trabajadores y  usuarios” porque las telecomunicaciones “son un derecho humano y no una mercancía”

Y agregó que “sin soberanía comunicacional no habrá soberanía productiva, alimentaria, tecnológica y mucho menos, posibilidades de desarrollar más y mejor democracia”.

Subrayó que multinacionales de la comunicación como Google, Facebook, Microsoft, Apple y Amazon “ponen en juego no sólo el equilibrio del mercado, sino también las libertades y los derechos de las personas en cada rincón del mundo. Los algoritmos mandan”.

Sobre esta cuestión destacó que la FATPREN advirtió que “estos gigantes tecnológicos tienen garantizado el monopolio del comercio publicitario mundial por zonas geográficas” y que debía ser regulado.

Replantear el sistema de medios

A 40 años del Informe  McBride que anunciaba que “la producción cultural, en vez de ser liberadora de la humanidad, se transformaba en una poderosa arma de control social e imponer un discurso único”, ahora se ve claramente “con la convergencia tecnológica” y que aquél documento titulado “Voces múltiples, un solo mundo” sigue  vigente “en cada una de las experiencias de proyectos comunicacionales, de medios alternativos, comunitarios, populares y cooperativos o de autogestión instalados en sus territorios y trabajando para producir información local y precisa, sin recibir ni contar con políticas que los sostengan.

Seguidamente habló del derecho a la comunicación del pueblo, la pluralidad de voces y la necesidad de “replantear el sistema de medios de nuestro país”. Cuestión que debería  ir acompañada de criterios de sostenibilidad y de una distribución de “la pauta oficial” en todos los ámbitos porque hoy “en muchas provincias se gasta más en pauta oficial que en salud”, graficó.

Está claro que “que la asignación de montos” es una decisión política” criterio que debe usarse a la hora de “destinar un porcentaje de esos fondos” a los medios comunitarios, autogestivos y cooperativos para que “puedan crecer y superar la mera subsistencia”.

Esenciales pero pobres

Un tramo del discurso estuvo dedicado a exponer la gravedad de la situación laboral de las trabajadoras y los trabajadores de la prensa y la comunicación cuya tarea fue declarada esencial pero que  tal condición “no se traduce en todos los casos en trabajo seguro y, mucho menos, bien remunerado”. La lucha gremial es nacional y la llevan adelante los sindicatos de todo el país en la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren).

Detalló que  desde el inicio  de la emergencia sanitaria “nos vimos obligados a trabajar sin contar con protocolos oficiales de higiene y seguridad; se generalizó el teletrabajo lo que se tradujo en una mayor exigencia para el trabajador, ya que en la mayoría de los casos esta modalidad nos encontró  desde nuestras casas, utilizando nuestras propias herramientas y  recursos para garantizar la conexión, a la vez que pasamos a una “hiperconectividad” que parece no tener fin”.

Muchas de estas situaciones de precarización/explotación se profundizaron en las trabajadoras que además tienen a su cargo  las tareas de cuidado de niñes y/o adultes mayores con todo lo que eso implica.

También mencionó las dificultades que afrontan para reabrir la paritaria donde “la propuesta de las empresas pisotea los salarios y desvaloriza nuestra tarea”. Ayer, precisamente,  “paramos para recuperar nuestra dignidad” y lograr un aumento salarial “que alcance a cubrir la canasta básica alimentaria” y les dijo a los empresarios de los medios de comunicación de la provincia que “con salarios de hambre no se puede trabajar”.

Franco Vidán y Miguel Apontes colaborando en la organización
Un proyecto común

Se refirió a la Patria Grande y al pueblo boliviano  que “derrotó en las urnas pacíficamente al golpe de Estado impulsado por los Estados Unidos y restauró la democracia” deriva que contagia esperanzas y “reafirma la solidaridad de los pueblos y la lucha contra el pensamiento colonial y patriarcal”.

En este contexto llamó a los y las trabajadoras a luchar “por la conquista de nuestra dignidad y la construcción de una sociedad más igualitaria”.

Tras señalar que hace dos meses hubo un golpe de mercado cuya consecuencia genera “más ajuste” para los que menos tienen opinó que “Nada justifica firmar un presupuesto conforme a las exigencias del fondo monetario internacional  mientras seis de cada diez niñes en nuestro país tienen hambre”.

A 45 años de la muerte de Agustín Tosco reivindicó su trayectoria en pos de la unidad de la clase trabajadora tan necesaria hoy para articular con las organizaciones del campo popular la construcción de “una correlación de fuerza dispuesta a dar la disputa en la calle para fortalecer desde el pueblo un verdadero proyecto nacional y popular, sin agachadas sin ajustes de ningún tipo”.

Balance

A punto de cumplir tres años de gestión la secretaria general destacó los logros obtenidos por la comisión directiva que preside en un contexto adverso con  un gobierno nacional “claramente refractario a los intereses populares”.

“Llegamos con la incertidumbre sobre si éramos capaces de sostener la institución y hoy vemos un horizonte más despejado” y en ese camino, dijo,  “logramos objetivos importantes para nuestra organización sindical” como el regreso a la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN); el diseño y ejecución del Registro Provincial de Trabajadoras y Trabajadores de Prensa (RETRAPREN) que contó con el trabajo del activo gremial y el asesoramiento de los doctores Miguel Rodríguez Villafañe y César Arese. Esto llevó a lograr una mejora en  los servicios administrativos que permitieron extender de manera remota la credencial digital que permitió que les compañeres pudieran circular sin problemas.

Por otra parte informó que se modificó el estatuto para incorporar las secretarías de trabajo Autogestionado, y de Géner, diversidades e igualdad de oportunidades.

Un sindicato feminista

“Queremos un gremio donde la palabra y la toma de decisiones valga lo mismo para cualquiera de los géneros”, sostuvo. Y propuso avanzar en la paridad de cargos  en toda la estructura sindical. Desde la  comisión directiva hasta el cuerpo de delegados. Llamó a “redoblar la apuesta y declarar al Cispren como un gremio feminista” en reconocimiento al “movimiento antisistémico que está horadando las bases del Patriarcado, sostén político de la opresión”.

Un movimiento “profundamente popular” que ha producido “un quiebre en el statu quo” y que  “no alcanza con la paridad  o sumar a compañeras y compañeres” y que el Congreso debía declarar al Cispren se feminista, porque el feminismo no  abraza sólo la causa de la emancipación de los cuerpos  sino la emancipación popular en sus distintas  formas de dominación y es  por lo tanto, antiimperialista”.

Notas

1-Las conclusiones serán publicadas en unos días en la página institucional.

2-Las ponencias de los panelistas también serán divulgadas en cispren.org.ar

3-Bajar Discurso Apertura-convertido

*Agencia Prensared | Fotografía Bárbara Arias

www.prensared.org.ar

 

V: 108 T: 90847