El Juez Hidalgo insta al  SPC que conceda un lugar apropiado para una persona trans

La interna privada de la libertad  había presentado un habeas corpus correctivo. El juez Gustavo Hidalgo en la resolución le recomienda a la autoridad carcelaria que  adecue sus normas y protocolos a la Ley 26.743 sobre Identidad de Género.

Por Redacción*

El Juzgado de Control en lo Penal Económico cargo de Marcelo Hidalgo le solicitó al Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC) que disponga de un lugar adecuado para una persona trans. Asimismo le indicó que adecúe “sus normas y protocolos a la Ley 26.743 sobre Identidad de Género”.

La resolución del juez responde a la presentación de un hábeas corpus  por parte de la persona trans  alojada en la cárcel de Bouwer quien manifestó que es objeto de “burlas de compañeros y guardias, agresiones y sustracciones de elementos personales que le dejan sus familiares, tales como ropa interior, tinturas, etc.”.

El magistrado en su escrito se remite a las recomendaciones de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional cuando en otro caso aconsejó “tomar medidas tendientes a la concientización del personal penitenciario, tanto los dedicados a la seguridad como a la salud, sobre discriminación y sensibilización a fin de avanzar hacia una toma de conciencia no discriminatoria. En otro tramo destaca siguiendo los Principios de Yogyakarta que la implementación de programas de educación y sensibilización son importantes para eliminar la discriminación “por motivos de orientación sexual e identidad de género en las esferas pública y privada”.

Tras constatar que la reclamante se encuentra en un pabellón donde convive con personas con identidades diferentes le recomienda al SPC que evalúe y considere la situación planteada y le asigne un  lugar de alojamiento “para evitar conflictos con otros internos e internas que pudieran poner en riesgo su integridad psicofísica”.

En las consideraciones el juez subraya que la Constitución de la Provincia de Córdoba (CP) establece que el “hábeas corpus correctivo” es una vía adecuada para “quien sufra una agravación ilegítima de la forma y condiciones en que se cumple la privación de la libertad, sin detrimento de las facultades propias del juez del proceso” (artículo 47, CP).

En ese orden, recordó que la Ley  de Identidad de Género establece que toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad, poder desarrollarse como tal y “ser tratada de acuerdo con su identidad de género” y a ser identificada como tal en los instrumentos que lo acreditan respecto a los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada”.

Al mismo tiempo aclara que  toda  persona “podrá solicitar la rectificación registral del sexo, y el cambio de nombre de pila e imagen, cuando no coincidan con su identidad de género o auto percibida”. Haya o no tomado tal decisión “tiene derecho a ser nombrada y tratada de acuerdo a su identidad de género”.

Credito LatFem

Por otra parte visto que la persona en cuestión también figura en los informes médicos, legajos y otros administrativos con el nombre de su actual documento de identidad el juez destacó lo regulado por el artículo 12 de la ley de género respecto a: “Trato digno. Deberá respetarse la identidad de género adoptada por las personas, en especial por niñas, niños y adolescentes, que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad. A su solo requerimiento, el nombre de pila adoptado deberá ser utilizado para la citación, registro, legajo, llamado y cualquier otra gestión o servicio, tanto en los ámbitos públicos como privados”.

En este punto aclara que  la normativa debía ser aplicada en el legajo de la interna donde todavía se encontraba registrada por el nombre que figura en su DNI y no por el de su elección.

¨Fuente: Justicia Córdoba. https://www.justiciacordoba.gob.ar/Imagen destacada diagonalciep.org/

www.prensared.org.ar