El Cispren se presentó como amigo del Tribunal

El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) solicitó  constituirse como amigo del Tribunal (amicus curiae) ante el Juzgado Federal N°3 de Córdoba. Lo hizo con el objeto de participar en los autos “Hábeas Corpus a favor de Abel Dante Leguizamón” presentado por los abogados Claudio Orosz y Ramiro Fresneda.

Por Redacción*

María Ana Mandakovic, con el patrocinio del abogado Juan Ignacio Ferrer, le pide al Juez Hugo Vaca Narvaja que la acepte en representación de la organización que preside -Cispren-, como  amicus curiae para acompañar la presentación realizada por los abogados del periodista, Claudio Orosz y Ramiro Fresneda, el sábado pasado.

El periplo del periodista Dante Leguizamón empezó el 4 de marzo de 2020 cuando zarpó desde el puerto de Buenos Aires en el crucero “Zaandam” con destino a las Islas Malvinas.  Una semana después, debía desembarcar en Chile, para retornar a Córdoba por vía terrestre. Pero, debido a  las restricciones impuestas a partir de la declaración de la pandemia por coronavirus no se le permitió descender y aún se encuentra embarcado. El mismo impedimento lo sufrió en otros países como Perú, y  el estado de Florida, Estado Unidos. Lleva varado cerca de 40 días junto a 11 argentinos.

Ante la situación de incertidumbre en la que derivó el destino del barco Rotterdam, en el que viajamos, mi familia -con el patrocinio de #ClaudioOrosz y #RamiroFresneda– presentó un #HabeasCorpus ante el Juzgado Federal N° 3 de Cba”,anunció, desde su cuenta de Twitter. En ese sentido,  en declaraciones a la prensa, Orosz manifestó: “Exigimos a través de un hábeas corpus que, por los medios que dispone la ley, la empresa nos indique dónde está Dante Leguizamón y lo haga comparecer ante la presencia del Juez”. Asimismo afirmó que el periodista no forma parte de la tripulación y que “Está retenido en contra de su voluntad” más allá de las razones de fuerza mayor que existen por la pandemia.

El escrito del Cispren sostiene que como entidad gremial de primer grado “tiene por finalidad estatutaria la representación de los intereses de los trabajadores de prensa, extremando tal situación en el contexto del ejercicio de su profesión”.

En ese orden afirma que el periodista  ejerce su labor profesional en relación de dependencia en el multimedio Servicio de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba (SRT-UNC) y “que accedió embarcar en el buque crucero turístico internacional de la Empresa Holland American Group como transportado invitado”.

Tras aportar fundamentos “de hecho y derecho” y jurisprudencia, destaca a modo de cierre “la importancia trascendental que reviste la actividad periodística desarrollada por Abel Dante Leguizamón la cual se está viendo obstruida por el accionar de la firma Holland American Group”. Agrega que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por medio de una resolución referida a “Pandemia y Derechos Humanos en las Américas”, con fecha 10 de abril de 2020, recomienda “(…)Abstenerse de restringir el trabajo y la circulación de las y los periodistas y personas defensoras de derechos humanos que cumplen una función central durante la emergencia de salud pública, con el objeto de informar y monitorear las acciones del Estado”.

Agrega que los estados “no deben incluir a los comunicadores en las restricciones de circulación y tienen la obligación de permitir el acceso a las conferencias de prensa oficiales a todos los medios, sin discriminación por línea editorial, a excepción de las medidas necesarias y proporcionales para proteger la salud.

Cabe destacar que la compañía propietaria del crucero repatrió en vuelos chárter  a ciudadanos canadienses, europeos y de países latinoamericanos y en varias oportunidades les habían manifestado al grupo de 12 argentinos que harían lo mismo con ellos. Pero eso no ocurrió. “La noche del 9 al 10 de abril, Dante Leguizamón fue trasladado a otra embarcación de la misma empresa, de nombre Rotterdam”. El buque partió del puerto sin que el grupo lo supiera y al despertar se dieron cuenta que estaban en alta mar. Hasta ahora se sabe que permanece alojado en el crucero Rotterdam en las cercanías de las Islas Bahamas “sin conocer cuál va a ser su destino”.

Además del Cispren, la UNC propietaria de la empresa donde trabaja el periodista hizo lo propio.

*Prensa Cispren #QueDanteVuelvaACasa

Fotografia La Voz

Ver más información en la fanpage del @cispren

www.prensared.org.ar 

 

 

V: 36 T: 28224