Comercio y Justicia cumplió 80 años y recibió un reconocimiento por su historia

El Poder legislativo de la provincia de Córdoba le entregó un reconocimiento y plaqueta al periódico  Comercio y Justicia por sus  80 años de trayectoria.  El proyecto fue presentado por los legisladores Hilda Bustos y Carlos Mercado. Con la presencia de las y los trabajadores del diario, junto a dirigentes del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) y de la Unión Obrera Gráfica (UOG), el legislador Oscar González de Unión por Córdoba (UPC) inició la sesión.

Por Katy García*

Ayer por la tarde, en el recinto de la unicameral, se llevó a cabo un acto de reconocimiento por los 80 años del diario Comercio y Justicia especializado en temas económicos y jurídicos desde 1939. Estuvieron presentes trabajadores y trabajadoras del diario, María Ana Mandakovic (secretaria general), Javier de Pascuale (secretario adjunto) y Miguel Apontes (secretario administrativo) del sindicato de prensa y dirigentes de la UOG.

Dirigentes sindicales y trabajadores del diario

La primera en tomar la palabra fue la legisladora de Unión Por Córdoba, Hilda Bustos, quien sostuvo que la  historia del diario estaba ligada a los vaivenes políticos y económicos del país. Recordó que por más de 60 años la planta de personal trabajaba en relación de dependencia. Pero, desde hace casi 18 años concretaron “un proyecto colectivo que se ha mantenido vigente, producto de un sueño y también de una lucha”. Contó que la cooperativa de trabajo surgió como una necesidad. Para defender la fuente de trabajo y para  evitar el cierre de un medio de comunicación.  Explicó que tras la crisis de  fines de los noventa, la compañía fue vendida a principio de 2001 a la editorial La Gazeta Mercantil que a fin de año se retira del mercado local y es ahí cuando “se instalan la incertidumbre y la amenaza de  quiebra”.

Hilda Bustos junto a Carlos Mercado autores del proyecto

En ese momento, dijo, los trabajadores se organizaron y surgió la opción de la cooperativa. Antes, el  Diario de Villa María  había logrado en un proceso similar darle continuidad y el 13 de diciembre de 2001 volvió a circular en la región.

La  dirigente de la UOG analizó que el diario logró constituirse como cooperativa “gracias a que la jueza Beatriz Mansilla de Mosquera interpretó los objetivos de los trabajadores y les permitió que adquirieran la empresa con los créditos laborales”.  Esa decisión, remarcó, fue fundamental y se convirtió en un antecedente nacional para que luego surgieran otras empresas recuperadas. “La modificación de la ley de concursos y quiebra fue un antecedente valiosísimo que permitió que el diario saliera en 2002 nuevamente a la calle”, afirmó.

“A pesar de las dificultades, las peleas y los tropiezos que se enfrentaron” el proyecto avanzó con el grupo de gráficos y de prensa y el   primer presidente fue Javier De Pascuale. “Hicieron un gran esfuerzo al pasar a funcionar solidariamente y ese es su mayor orgullo”, evaluó.  En nombre de los cordobeses agradeció que este medio siga existiendo como posibilidad informativa y “es un ejemplo porque pone por encima de lo personal  un proyecto colectivo”.

En ambos casos, reconoció, la participación activa los sindicatos de base que acompañaron el proceso de recuperación. Hilda, en aquél momento, era la secretaria general del gremio gráfico y Juan Carlos Giuliani, del Cispren.

Eduardo Salas, Ismael Cativa, Miguel Apontes, Hilda, Mariana, Javier

El legislador Eduardo Salas del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) felicitó al conjunto de los trabajadores que pasaron por el diario desde el comienzo. Especialmente  a los que están desde hace unos  20 años “porque no les ha sido ni les es fácil”.  Han demostrado, que “los trabajadores somos capaces de poner en marcha la economía cuando los capitalistas no quieren hacerlo” y es lo que han hecho ésta y otras cooperativas “en condiciones muy complejas”. Por eso  “es más  valeroso el sacrifico que han hecho para sostener a Comercio y Justicia” y abogó por un mejoramiento de la situación.

El legislador del Frente Podemos, Martín Fresneda, señaló que “se trata de un justo homenaje porque llegar a los ochenta años no es fácil para un medio de comunicación, hay muchas historias de vida detrás”. Agradeció que años atrás el Diario del Juicio -periódico producido por las áreas de prensa de Familiares e HIJOS-, haya sido distribuido  junto al diario “permitiendo que la información sobre los juicios de lesa humanidad llegue a la casa de cada uno de los cordobeses y cordobesas”.

Martín Fresneda de Podemos con Mandakovic y De Pascuale

Por último, la legisladora Marina Mabel Serafín, del Frente Cívico, hizo hincapié en el proceso que va  desde la quiebra a la reinserción como trabajadores  que los convertirá “en los capitanes de su barco”. Dejaban de ser empleados, agrega, para pasar a ser “dueños, socios y autogestionados”. En este punto, destacó  que en 2003 se transformó “en la primera empresa recuperada, argentina, dueña de la totalidad de sus bienes” y es ahí que “con espíritu de unidad y solidaridad pone el máximo esfuerzo para recuperar  proveedores, suscriptores, y sostener el vínculo en tiempos de crisis”. Añadió que los dos gremios “así lo entendieron” y que  nadie duda hoy que “este conocimiento es válido y ejemplar y una herramienta de calidad para la comunidad”.  “Hoy festejamos, el día adía, con trabajo digno”, afirmó.

Seguidamente se realizó la entrega de la plaqueta recordatoria, se confraternizó en un espacio colindante y posaron para las  fotografías.

*Periodista

Fotografía Prensared

 

V: 28 T: 28266