“Este día es el inicio de la resistencia y la lucha y no vamos a terminar hasta que den marcha atrás”

Lo dijo Ilda Bustos,  única oradora en el acto multitudinario que congregó esta mañana al pueblo trabajador en Córdoba. Consideró que  “Necesitamos un plan de lucha” y que  los legisladores de esta provincia  no deben aprueben el DNU ni la ley Ómnibus. Si lo hacen, se convertirán en traidores a la Patria,. A la tarde, la CGT Regional Córdoba también realizó un acto imponente. “Nos gobiernan las corporaciones”, dijo Abel Furlán.

 Por Katy García*

Al media mañana, desde diferentes puntos de la ciudad, confluyeron columnas de trabajadores y trabajadoras frente al Patio Olmos para participar del acto político donde se analizó cómo se tramitaba el Paro Nacional dispuesto por la Confederación General de Trabajadores (CGT)  y las dos Centrales: de los Trabajadores y Autónoma. En esta ciudad también se sumaron organizaciones sociales como la UTEP, Sindicato de inquilinos, Barrios de Pie, Cordobazo Cultural, Pueblo Alberdi, entre otres. Desafiando al astro rey que al mediodía pegaba bastante fuerte y a los 31° de temperatura, miles de personas ejercieron el derecho a la protesta y la libertad de expresión,  que la carta magna garantiza.

Con la consigna “La Patria no se vende”,  desde la Fuente del perdón hasta la Galería Rex, miles de personas ocuparon las calles para rechazar el DNU 70/23 y la Ley ómnibus que el Congreso en maratónicas sesiones trata en comisión.  El poder ejecutivo presentó ambos proyectos con el propósito de avanzar en  reformas de fondo de un plumazo. El  Centro de Estudios legales y Sociales (Cels) analiza que ambos pretenden “desactivar procedimientos claves y avanzar sobre medidas regresivas para los derechos humanos y la democracia”.

Durante el acto se leyó un documento  y luego habló Ilda Bustos, dirigenta de la CGT Córdoba y del sindicato de  Gráficos. Tras agradecer la organización surgida de un plenario saludó la presencia de los manifestantes.  “La dignidad, no se vende y como dicen los compañeros La patria, no se vende”, arrancó al inicio.  En ese  sentido, afirmó que les han hecho saber a  diputados y diputadas y también a senadores por la provincia de Córdoba que “les exigimos que no aprueben el DNU ni la ley Ómnibus, porque si lo hacen serán traidores a la Patria”. Al respecto  expresó que en ese texto también llamado mamotreto no hay nada positivo para el pueblo. Por el contrario “esos artículos tienen nombre y apellido: los laboratorios, la Unión Industrial Argentina, la sociedad Rural, que son los autores de estos instrumentos”. Completó que lo que persiguen es “avasallar la constitución, las instituciones, la democracia y desguazar el estado”.

También les advirtió a los legisladores nacionales que sacaron un dictamen de comisión que “es mentira que harán modificaciones” porque lo que persiguen es conseguir “la suma del poder público para que (el presidente) haga lo que quiera”. Por eso, “este día, es el inicio de la resistencia y la lucha y no vamos a terminar hasta que den marcha atrás, hasta que terminen los ataques, el hambre, la miseria, las necesidades. No vamos a cejar en esta intensión. Necesitamos continuar, necesitamos un plan de lucha y saber exactamente que estas mayorías que estamos hoy en la calle, a lo largo y  ancho del país, le vamos a poner el cascabel al gato”.

Finalmente afirmó que “la patria son los trabajadores y las trabajadoras. Acá los derechos costaron sangre, la sangre de casi los 30 mil, la lucha de las Abuelas y de las Madres de Plaza de Mayo Y con ellos y ellas, vamos a poner el fuego y no solo la palabra”, dijo emocionada y selló un compromiso a futuro.

Trabajadores de Prensa marchan con los sindicatos.

En ese contexto la secretaria general del Cispren, Mariana Mandakovic,  evaluó que la manifestación “le está diciendo que no a un DNU y  una ley ómnibus que para nosotrxs es muy sensible. No podemos permitir la privatización de los medios públicos como Radio Nacional y tampoco los Servicios de Radio y Televisión (SRT-UNC)”. Señaló que precisamente una columna marchaba junto a otros sindicatos que también  los representan y “nos parece que es importante destacar que una universidad nacional que no tenga un medio público  es un despropósito pensando en nuestra democracia y en la sociedad. Córdoba, no puede darse ese lujo”, remató.

Seguidamente denunció la política de Milei que “tiende a desfinanciar a los medios autogestionados donde trabajan muchos compañeros y compañeras que hoy cubrieron esta marcha”. Finalmente la también secretaria adjunta de la CTA-A ponderó la unidad del movimiento obrero de la que forma parte el sindicato de prensa.

Gobiernan las corporaciones

Por la tarde, la CGT Regional Córdoba realizó un acto que congregó a  gremios industriales como Smata, y la UOM;  Camioneros, UPCN, Empleados de Comercio, Sindicatos de Alimentación, Unión Ferroviaria, entre otros. En primer lugar se leyó un documento y luego habló Abel Furlán.

Fuente Facebook UOM

El dirigente metalúrgico arrancó diciendo que hoy “es un día de rebeldía, en esta ciudad,  la del Cordobazo, testigo de las luchas del movimiento obrero organizado”. Ponderó el acto realizado en la ciudad de Buenos Aires y en todo el país de Tierra del fuego a La Quiaca.

También  les envió un mensaje a los legisladores y legisladoras: “Se tienen que oponer a las leyes porque atentan contra la soberanía, y el país” y a quienes  “han querido  desalentar  esta protesta diciendo que no se podía a un mes de asumir sin tener en cuenta que a pocos días este gobierno ha tomado medidas salvajes. No somos tontos”, afirmó. En otro tramo, señaló que “No estamos dispuestos a regalar la riqueza” y fustigó a quienes “Nos quieren hacer creer que el problema somos nosotros porque tenemos trabajo en blanco. Incluso hablan de que son moralmente superiores”, lamentó.

Sobre el final manifestó  que “pretendemos y exigimos estar en la mesa donde se discuta la industria nacional, la soberanía y el futuro del país. Aclaró además que “Esta resistencia es importante pero no podemos solos, vamos a tener que sumar a otros actores de la sociedad” para cambiar este panorama donde “gobiernan las corporaciones que son las que hicieron la letra chica del DNU y la ley ómnibus”. Entonces “necesitamos recuperar poder y es en la CGT donde tenemos que acumular”.

La desconcentración se realizó sin ningún inconveniente. No les fue muy bien a los vendedores de choripán. Tal vez por el calor, el precio, o por la falta de dinero.

Mirá la fotogalería “Siempre colectivo, nunca ómnibus”, por Juan Cristian Castro y Julio Pereyra

 

*Periodista. Agencia Prensared. Foto principal Lucía Ceresole. 

www.prensred.org.ar